4. Dependencia

Principio 4

El Líder Necesita De Los Que Lidera Para Su Desarrollo

Considere la frase, “Aprendiz de todos los oficios, maestro de ninguno”. Puede ser excelente en algunas cosas, pero es probable que haya áreas en su negocio que se beneficiarían del soporte externo de las personas que lidera.

Es posible que sienta la tentación de intentar hacer todo usted mismo. Muchos líderes cometen este error y esto los lleva al fracaso. Subestiman las habilidades de su equipo y subestiman lo difícil que será alcanzar un objetivo sin la ayuda de un equipo que le permite desarrollarse a plenitud.

Necesitas un equipo, pero ¿por dónde empiezas?

El primer paso es identificar las áreas clave donde necesita ayuda. Si está liderando un equipo, necesitará aprender y complementarse con ellos, Comience mirando las cosas que hace muy bien. Quizás es un excelente vendedor o un buen comunicador. Esas pueden ser cosas que puede hacer por su cuenta. Luego, mire las cosas que no están en a su alcance o le generen algún problema en especial. Quizás tenga muy poca experiencia en marketing o no sea excelente en la organización.

Aquí es donde los miembros del equipo lo harán crecer y desarrollarse no solo delegando las funciones que le causen problemas, si no aprendiendo de ellos. Tendrá mejores oportunidades de éxito.

Aunque según el título de dependencia, puede que marque una connotación negativa, esto puede ser cambiado. Si todos dependemos en algunas áreas de nuestra vida de otros. El ser humano es un ser social. Si cambiamos la manera negativa de ver esa palabra y entenderla como algo positivo. El problema es la dependencia intencionada (se busca que otros dependan de usted para sacarle provecho o manipular) y la dependencia de sugestión (según una actitud de conformismo). Sacando estas dos negativas, es beneficioso depender unos de otros pero sabiendo que el otro te sostendrá porque le nace sin más intención que la de aportar.

Leave a Reply

%d bloggers like this: